Y el flaco en bolas, dice el argentino