Sexo anal, la iglesia lo recomienda