Se monta en un enorme consolador negro