Sado extremo, primero dolor y despues placer