Mucha sangre para levantar esa polla negra