Mientras tanto en un convento de monjas…