El Capitán America, el primer follador