El bosque del terror, el sexo y la perversión