Corridas en la cara, todo un arte