Cogida por su perro a cuatro patas